Videncia: Análisis y estudio de los dedos – Parte III

por admin en 21/12/2012
Videncia

dedos3

Veamos ahora los dedos uno por uno.

El dedo pulgar

Quirológicamente, el pulgar es un dedo aparte, que es considerado de forma independiente de los otros cuatro. En primer lugar, no tiene tres huesos (falange, falangina y falangeta), sino dos. Es, junto con el meñique, el dedo más corto de la mano, pero ocupa una posición inferior con respecto a este y es mucho más grueso. Y, evidentemente, su cualidad de ser oponible a los otros cuatro lo convierte en el más importante de la mano: sin este rasgo anatómico fundamental, el hombre no sería hoy lo que es, ya que no dispondría de la cualidad más importante que lo distingue de la mayoría de animales: el poder asir todo tipo de objetos.

Una serie de características particulares, además de las mencionadas más arriba para todos los dedos en general, distinguen los diversos tipos de pulgares de la mano. Una de las más importantes es el ángulo que puede formar con el resto de la mano cuando lo abrimos al máximo. Generalmente, este ángulo suele ser de 90° con respecto al dedo índice. Esta característica suele indicar a una persona segura de sí misma, poco influenciable por los demás. Si el ángulo máximo es menor de 90°, la persona suele ser sugestionable, y se deja influir y convencer fácilmente. Por supuesto, cuanto menor sea el ángulo, más influenciable será la persona.

Otra característica es la longitud. Su longitud ideal dentro de la mano es la misma que la del dedo meñique; en este caso, señala a una persona equilibrada; un pulgar largo indica a una persona dominante, mientras que el pulgar corto es propio de los caracteres débiles. Esta característica, sin embargo, queda supeditada a las demás propias del dedo, sobre todo la forma de su punta.

Otra característica digna de tener en cuenta es su mayor o menor altura con respecto al resto de la mano. Si la raíz del pulgar es baja (lo normal es que, con la mano cerrada, la punta del pulgar coincida con el centro de la primera falange del índice), la palma de la mano será amplia y abierta; si es alta (es decir, si la punta del pulgar llega hasta la primera articulación del índice o incluso más arriba), la palma será más bien corta. En el primer caso tenemos a una persona comunicativa, que confía en los demás; en el segundo nos hallamos ante una persona desconfiada, egoísta e incluso egocentrista. Y enumeremos finalmente otro atributo revelador: su flexibilidad, no sólo hacia dentro sino también hacia fuera.

El dedo pulgar es importante en quirología tanto por sí mismo como por ser un elemento corrector de los significados de los demás dedos, que en algunos aspectos quedan supeditados a él.

Escribe un Comentario

Artículo anterior:

Siguiente artículo: