Orígenes del arte de la lectura de los posos del café o cafeomancia – Parte I

por admin en 25/03/2013
Videncia

cafe3

El arte de leer los restos del café, heredado de medio oriente, retomó su fama a partir de los franceses en el siglo XVII.

Y consiste en que el adivinador le de una interpretación y significado a las figuras que el suele apreciar con los restos del café que se quedan en el fondo de la taza del consultante, determinadas figuras le darán su destino o suerte.

Hay un viejo proverbio armenio que dice: “Toma esta taza y que Dios te haga Hablar”. La cafeomancia, “SURCH TARTZNEL” en idioma armenio, es el arte de la adivinación o precognición por medio de la borra que deja un pocillo de café. Y decimos su nombre en armenio, que significa textualmente “dar vuelta el café”, porque en esa comarca se rastrean los más antiguos recuerdos sobre esta forma de la magia blanca.

La cafeomancia es un arte milenario, cuyos orígenes se pierden en el tiempo; al parecer, el café fue introducido en Armenia mucho antes que en Europa, llevado desde La Meca por mercaderes etíopes hacia el año 1500. Cuando ello ocurría, ya en todo Oriente se hacían predicciones, fundamentalmente con sal. El hombre siempre ha encontrado en esa simbología una suerte de escritura y, desafiado, se ha visto impelido a descifrarla. Al menos en Armenia, la introducción del café incentiva ese interés; no sólo por su condición de estimulante sino incluso por un color que aporta su buena dosis de misterio. En cierto modo, es como penetrar en la oscuridad.

Leer la borra es una ciencia como leer los jeroglíficos; los simbolismos se transmiten de padres a hijos, pero además se necesita tener un sexto sentido, o un séptimo velo todavía. Y además se necesita tener una predisposición total, una gran percepción extrasensorial, como dicen los parapsicólogos.

Toda anciana armenia que se precie sabe descifrar las misteriosas figuras que se forman en las paredes de un pocillo de café preparado “a la turca” y predecir por ellas el porvenir.

 

 

 

 

 

Escribe un Comentario

Artículo anterior:

Siguiente artículo: