La quiromancia y la relación con la forma de las uñas – Parte II

por admin en 29/12/2012
Videncia

fu2

Vista de perfil, la uña ideal parece casi recta, apenas ligeramente convexa. Sin embargo, en algunas ocasiones puede, ser convexa, cuando la curva hacia fuera es mucho más pronunciada, cóncava, cuando es a la inversa, encorvada o adunca , cuando la convexidad es tal que llega a tener forma de garra.

Aparte su forma, las uñas pueden presentar otras características.

Aunque generalmente las uñas se presentan lisas y uniformes, en ellas pueden presentarse, por defectos de su crecimiento, surcos horizontales o verticales. Igualmente, en su superficie pueden aparecer manchas blancas, como pequeños lunares. Todas estas características de las uñas tienen su significado. Así, por ejemplo, las uñas cuadradas indican un carácter colérico y pasional, aunque susceptible de ser dominado; las cuadradas pequeñas son evidencia de fanatismo e intolerancia, que se acentúa cuanto más intenso sea su color; las uñas almendradas reflejan elegancia y sensibilidad; cuando su forma es de avellana, señalan tendencia a la racionalidad, a buscar el sentido práctico de la vida, y la persona que las posee suele ser de naturaleza intelectual, con una mente lógica y coherente, con la razón dominando siempre por encima de los impulsos.

Médicamente, las uñas son también reveladoras: unas uñas cuadradas indican propensión a problemas de tipo circulatorio; las cuadradas pequeñas reflejan trastornos sexuales, que a menudo se manifiestan como celos incontrolados; las almendradas pueden indicar trastornos endocrinos, sobre todo en las mujeres.

Las uñas aduncas o en forma de garra son síntoma de fuerte impulsividad y alteraciones nerviosas; las convexas reflejan tendencia a la bebida como medio de evasión.

Escribe un Comentario

Artículo anterior:

Siguiente artículo: