La quiromancia y la relación con la forma de las uñas – Parte I

por admin en 27/12/2012
Videncia

fu1

El remate de nuestras manos lo constituyen las uñas, esas superficies córneas a las que no damos mayor importancia que la periódica molestia de tener que recortarlas. Se calcula que las uñas tardan en renovarse totalmente de 100 a 150 días, variando según los distintos dedos y, evidentemente, según la naturaleza de cada persona. Quirológicamente, pueden aportar datos importantes al estudio general de la mano.

Las uñas pueden tener gran variedad de formas, pero básicamente podemos agruparlas según sus características. Se  considera que la uña ideal es la que tiene una longitud de la mitad de la última falange, la falangeta, que es la que la contiene, y una anchura de tres cuartas partes su largo; su color ha de ser rosado bastante intenso, con una pequeña luna o lunula en su parte inferior, claramente diferenciada. Pero, por supuesto, este «modelo» es muy poco frecuente.

Así pues, según las variaciones sobre este estándar ideal, tenemos uñas grandes, que ocupan prácticamente toda la anchura del dedo, y pequeñas, cuando dejan ver a ambos lados una amplio reborde de carne; uñas anchas, cuando son más anchas que largas, y estrechas, en el caso inverso. Las uñas cuadradas  son aquellas que, teniendo la longitud de la uña ideal, son más anchas de lo que les corresponde, o que, teniendo su anchura, son menos largas, en cuyo caso son denominadas cuadradas pequeñas. Según su forma, pueden ser almendradas o avellanadas, según recuerden esas dos frutas, Vista de perfil, la uña ideal parece casi recta, apenas ligeramente convexa. Sin embargo, en algunas ocasiones puede, ser convexa, cuando la curva hacia fuera es mucho más pronunciada, cóncava, cuando es a la inversa, encorvada o adunca, cuando la convexidad es tal que llega a tener forma de garra.

En la siguiente entrega hablaremos con más detalle la forma y otras características de las uñas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escribe un Comentario

Artículo anterior:

Siguiente artículo: