El estudio de leer la mano en quiromancia – Parte I

por admin en 24/11/2012
Videncia

Por qué es importante el estudio de la mano: Porque hemos descubierto que nuestro cuerpo es un todo, y que cada una de sus partes está enlazada con todas los demás. Y, al igual que la acupuntura y la digitopuntura actúan sobre determinadas zonas externas para influir en otras zonas internas de nuestro organismo, también en la mano hallamos reflejadas a flor de piel todas las demás partes del cuerpo. No hemos de olvidar que las manos son nuestro elemento más móvil, más accesible; es lógico que en ellas se refleje todo lo demás.

Clasificación de las manos en quiromancia

Así, las manos tienen una serie de características importantes que se relacionan con todo el resto de nuestro ser. Por ejemplo, existe la teoría de que la mano izquierda de un niño se corresponde hereditariamente con la mano izquierda de su madre, mientras que la derecha se corresponde con la mano derecha de su padre. También la mano izquierda está relacionada con nuestros rasgos genéticos y subconscientes, mientras que la derecha refleja nuestras relaciones con el mundo exterior. La mano izquierda es el pasado; la derecha, el futuro. La mano izquierda es pasiva, mientras que la derecha es activa (excepto, por supuesto, en las personas zurdas, en las que es al revés).

La forma de la mano también es importante. Las manos se clasifican en siete tipos:

1) elemental; musculosa, ancha y de piel gruesa, con dedos amplios y cortos: corresponde a personas equilibradas, prácticas y de reacciones tranquilas.

2) espatulada; con los dedos anchos en sus extremos: pertenece a personas que poseen una gran confianza en sí mismas, instintivas, independientes, materialistas, vanidosas y a veces egoístas.

3) psíquica; alargada, tanto en la palma como en los dedos: señala a una persona soñadora, poco práctica, de gran imaginación, pero que puede conseguir un gran éxito si sigue el camino adecuado.

4) cuadrada; llamada también «práctica», tiene una forma eminentemente cuadrada o rectangular: pertenece a personas ordenadas, equilibradas, que lo basan todo en el método y la precisión; poseen iniciativa y empuje, y son francas hasta el punto de crearse problemas con su franqueza.

Continuaremos con más detalles en la segunda entrega…

 

 

 

 

 

 

Escribe un Comentario

Artículo anterior:

Siguiente artículo: