Cómo fabricar tus propias Runas

por admin en 31/10/2012
Tarot,Videncia

Puedes fabricar tus propias Runa con 25 guijarros, tal como se hacían en la antigüedad, labrando los símbolos en la superficie pulida de la pequeña piedra. También quedan bien con pequeñas fichas de madera que puedes pintar o pirograbar. O simplemente puedes dibujar los símbolos de las Runas sobre cartón y utilizarlas como las cartas del tarot. Recuerda que es el Ser quien se expresa a través de ellas, y la esencia es siempre lo que importa, no la forma.

Aprendiendo a consultar las Runas

Recuerda que estás consultando un Oráculo en lugar de hacer que te lean la fortuna. Un Oráculo no te da instrucciones acerca de qué hacer, ni realiza predicciones de eventos futuros. Un Oráculo dirige tu atención hacia esos miedos y motivaciones ocultos que formarán tu futuro por su desapercibida presencia durante cada momento presente. Una vez vistos y reconocidos, estos elementos se absorben en el reino de la opción.

Los oráculos no te absuelven de la responsabilidad de seleccionar tu futuro, sino que dirigen tu atención hacia esas opciones internas que pueden ser los elementos más importantes que determinen ese futuro. Ahora eres tu propio cartógrafo. Por el simple hecho de interactuar con las Runas estás declarando una zona libre en la que tu vida es maleable, vulnerable, y abierta al cambo. Puedes usar las Runas para modificar el curso de tu propia vida. Un cambio de unos grados al principio de cualquier viaje, significará una posición inmensamente diferente en la mar. Así

es que adelante. Prueba estas Runas. Ve si este Oráculo puede reflejar tu proceso subconsciente, pero recuerda que tal conexión puede tomar práctica para desarrollarse. El subconsciente que encontrarás aquí es el buscador interno de la verdad, el Ser Superior que debe ser ayudado a salvarnos de nuestro ego.

Temas apropiados para consultar con las Runas

Un tema apropiado es cualquier cosa que se relaciona con la oportunidad y la acción recta. Podrías desear consejo sobre si ir o no a un viaje, hacer un cambio de carrera, vender un negocio, hacer una inversión, mudarte a una nueva casa, terminar o comenzar una relación. Nota que la palabra tema se usa en lugar de pregunta. Una pregunta

Podría ser: “¿Debo concluir mi relación?” Al establecer esto como tema, dirías: “El tema es mi relación ahora”. En lugar de preguntar “¿Debo ir a este curso”? Podrías decir: “El tema es este curso”. Esta leve distinción es crucial.

Si presentas un tema, y el Oráculo hace un comentario sobre ese tema, esto te permite extraer tu propia respuesta y determinar lo que constituye para ti la acción correcta.

 

Escribe un Comentario

Artículo anterior:

Siguiente artículo: